15 de agosto de 2017

Ranchera

Ella fue la mas difícil de convencer y eso que lo suyo era lo mas sencillo, por sus manos pasara algo no mas de medio minuto, aunque a ella ese tiempo le parecía una eternidad. Me sentiré sucia, llego a decir, por tener que hacer eso por dinero, prefiero hacerlo por amistad, dijo ya con lagrimas en los ojos, esto vivirá conmigo el resto de mi vida. Pero el la tranquilizo con sus palabras, quiero que cuando hablen de ti parezca que lo hacen de la ranchera, incluso, le dijo, recordaran tus ojos pero nunca tu cara porque no les daremos tiempo. Tu solo recuerda, cuando yo te avise anda ligera y no dejes de cantar lo siguiente: "La de la mochila azul, la de ojitos dormilones, me dejo tal inquietud ......".